La fisioterapia perineal (o de suelo pélvico)

La fisioterapia en uro-ginecología es un área de la fisioterapia relativamente reciente. El fisioterapeuta especializado en ella es el profesional competente para el tratamiento conservador para tratar los problemas de suelo pélvico.

La fisioterapia perineal es una especialidad que previene y trata estas disfunciones, ayuda a preparar la musculatura para dar a luz durante el embarazo y a recuperarse tras el parto. Se trata de una rama que se enfoca en el cuidado de la mujer, tanto como medida de tratamiento como de prevención, para mantener una buena salud.

Está indicada para los siguientes casos:

  1. Embarazo: Tonifica y flexibiliza el suelo pélvico y lo prepara para el parto.
  2. Postparto: Revisa y trata las cicatrices (episotomía, cesárea), y fortalece la musculatura para evitar pérdidas de orina.
  3. Disfunciones sexuales: Como vaginismo, molestias en las relaciones o cicatrices dolorosas.
  4. Incontinencia urinaria.
  5. Disfunciones ano-rectales.
  6. Dolor pélvico crónico.
  7. Prolapsos.
  8. Cirugías uroginecológicas
  9. Diástasis abdominales.

En la consulta se utilizan distintas técnicas sin efectos secundarios y de fácil aplicación, que vendrán determinadas en función de la valoración inicial según cada caso. Entre las técnicas están la terapia manual, miofascial, masaje perineal, ejercicios de suelo pélvico, gimnasia hipopresiva, técnicas comportamentales, tratamiento con aparatos (biofeedback, electro-estimulación), etc.